Las personas que han permanecido ajenas al cuidado de su salud son un gran número. Podemos encontrarlas con frecuencia haciendo antesala en los centros de salud y hospitales, porque el sedentarismo tarde o temprano te cobrara la factura y esto no se trata de ningún karma o de pensar que les ha tocado mala suerte en lo que respecta a su salud. Esto no se trata de otra cosa más que de las consecuencias de vivir una vida sedentaria.

La vida en algún momento te pasará la factura, podrás engañar a los demás diciendo que en verdad te preocupas por tu salud y que cuidas tu alimentación o que ya dejas tu automóvil más lejos para caminar otros cien metros, podrás inscribirte en algún gimnasio o alberca y nunca asistir pero conservar tu lugar y presumir tu credencial que te acredita como alumno en ese deporte, podrás auto engañarte, pero tu cuerpo reflejará siempre el verdadero estado de salud que tienes como consecuencia de tu vida sedentaria.

Para dejar este estilo de vida te sugiero realizar actividad física de manera sistemática, ordenada y progresiva. Para iniciar este proceso te invito a seguir las sugerencias que da la Organización Mundial de la Salud, ellos sugieren que como mínimo realices cinco sesiones de treinta minutos de ejercicio con actividades de bajo impacto para no someter a un gran esfuerzo a tu organismo, tendrás que pasar por una etapa que es de adaptación al ejercicio, ya que haber tenido a tu cuerpo en estado de reposo durante tanto tiempo, lo has acostumbrado a vivir a medias y a esforzarse poco, así es que ahora tendrás que informarle que a partir de este momento lo someterás a un esfuerzo físico que no conocía ni estaba acostumbrado. Esta etapa de adaptación puede durar de cuatro a doce semanas, dependiendo de cada organismo. Es importante que consideres que tendrás que someter a tu cuerpo a un esfuerzo de manera gradual. En este tiempo, no es necesario que completes las clases, te sugiero que hables antes con tu instructor para que te permita realizar sólo un tiempo de la clase y poco a poco tu organismo desarrollará una mayor capacidad de fuerza y resistencia que te permita alargar el tiempo de ejercicio.

Te sugiero inicies con caminatas de treinta minutos, la bicicleta fija es una excelente opción, clases de baile, el gimnasio es una buena alternativa ya que regularmente están divididos en secciones de cardio y trabajo de fuerza, así es que pueden diseñarte una rutina gradual en donde manejes más trabajo de cardio, ya sea en bicicleta fija, caminadora o elíptica y trabajo de fuerza con poco o nulo peso.

Todo este tipo de actividad repercutirá favorablemente en beneficio de tu salud y- vuelvo a repetirlo- tu cuerpo siempre manifestará la verdadera forma en que lo cuidas.

Por: José Carrillo

A %d blogueros les gusta esto: