La comida siempre ha estado muy ligada a la bebida y esto recibe el nombre de maridaje. Hoy en día existe una nueva tendencias en este ámbito: preparar vinos, licores y cerveza de manera artesanal, fusionando de alguna manera nuevos sabores, logrando así una nueva gama de sabores en bebidas, sobre todo en el caso de la cerveza. También existen lugares de comida que combinan estos maravillosos elíxires con tendencias gastronómicas, como los sabores ancestrales: los asados a las brasas con ese típico sabor a humo, aumentando a esto una fusión frutal o los fermentados con su gusto ácido, que en conjunto logran hacer una combinación inimaginable.

 

En gran parte, esta tendencia comienza a darse en conceptos de locales grunge, que son restaurantes undrerground o algunos que sólo tienen la apariencia de estos, aunque siguen siendo comerciales Este estilo está conformado con poco adorno, algo sencillo, con decoración nada rebuscada como paredes descarnadas, tubos a la vista, cables sueltos y luces improvisadas, regularmente con un ambientazo y comida y bebida espectacular, ya que ocupan más tiempo en el sabor que se imprime, en lo que se servirá, que en otros detalles. Todo esto está apoyado por la tendencia de nuestra nueva generación millenial que busca, más que un estatus social, toda una experiencia

 

Por lo cual también encontramos un boom en hacer comidas típicas callejeras como unos buenos “jochos” o una deliciosa “burguer” pasando por una suculenta “pizza” o hasta, por que no, unas antojables “alitas de pollo”, pero de una forma menos convencional, rayando en lo gourmet, buscando deliciosas variantes regionales o buscando sabores fusionables que maridan perfecto con más de una marca y sabor de “cheve”, sobre todo la artesanal.

 

En materia de vino, hoy en día se puede dar este ejemplo al comer unos -muy de moda y deliciosos- tuétanos asados con una suculenta vinagreta, pan y una excelente compañera, una copa de vino que acompañe perfectamente el sabor ahumado y graso de este suculento platillo.

 

En resumen, lo que podemos deducir es que la gastronomía ha tomado la típica comida callejera o de la abuelita, modificándola y poniéndole toques gourmet fusión, agregando una bebida que acompañe a la perfección los sabores y tenemos toda una experiencia en nuestro paladar.

A %d blogueros les gusta esto: